El Consejo General Médico Británico falla en contra del doctor que vinculó la vacuna triple vírica con el Autismo

La organización médica británica ha descubierto que el médico llegó incluso a pagar a algunos niños para que se sometiesen a las pruebas

fuente:info.autismo

El consejo General Médico Británico (GMC) ha analizado durante dos años todos los archivos y testimonios relacionados con el caso de 12 niños con TEA, síndrome de Asperger o epilepsia tratados en el Hospital Free de Londres. Allí el doctor Andrew Wakefield vinculó estos trastornos con la vacuna triple vírica (sarampión, rubéola, y paperas) y creó una corriente de desconfianza entre los padres de todo el mundo que todavía continúa con cierta vigencia. Ahora ha quedado desacreditado por sus propios compañeros de profesión y por la revista médica “The Lancet” en la que se público dicho estudio.

La historia se remonta al año 1998 cuando este médico inglés junto con otros dos compañeros, firmó un artículo en la revista “The Lancet” en el que vinculaba la vacuna triple vírica con el autismo. El grupo de expertos destaca que no sólo carecía de la cualificación necesaria para hacer este estudio, sino que además nunca obtuvo la autorización del comité de ética del centro en el que trabajaba.

El fallo recoge que el médico, junto con otros dos compañeros “actuó de forma deshonesta y describió su análisis de forma engañosa e irresponsable”.

De momento está pendiente si le retiran la licencia para ejercer la medicina, decisión que tardará varios meses en conocerse.

Buzón de Sugerencias
Colabora con Attem
Nuestra ubicación
Inicio de sesión